Control y simulacro

La población capitalina se ha comportado ejemplarmente. Sólo algunos insensatos o despistados no llevan su cubrebocas, la gente se queda tranquila en su casa. Hasta los delitos se han reducido. Algunas autoridades extranjeras han felicitado al país por comportarse como responsables ciudadanos del mundo.

No es raro, Michel Foucault, en Vigilar y Castigar ya había señalado que “la peste como forma a la vez real e imaginaria del desorden tiene por correlato médico y político la disciplina”. La ciudad en cuarentena es una forma del fortalecimiento de la disciplina a través del espacio. Con esto no quiero decir que el virus es un invento para controlar a la gente, sólo señalar que la forma en que se ha manejado ha sido tal que ha permitido un control efectivo sobre la población.

Por otra parte, las cifras utilizadas son engañosas. No engañosas en el sentido que nos mienten, sino que no están comparadas con otras cifras. ¿Alguien sabe cuántas personas mueren por enfermedades respiratorias en el país? En 1993, la tasa de mortalidad por neumonía e influenza fue de 21 por cada 100 mil habitantes. Hubo 18 608 muertes, siendo la octava causa de muerte en el país, más habitual que los homicidios. En 1999 la tasa de mortalidad fue 43 por 100 mil habitantes y en el 2000 de 184 por cada 100 mil habitantes. En el 2005 sumó 12,927 defunciones, siendo la novena causa de muerte en el país. No he podido consultar los años 2006 y 2007 porque la página del inegi se encuentra en mantenimiento, pero al final de este artículo pueden revisar las fuentes.

Quiero señalar con ello que las muertes por enfermedades respiratorias en nuestro país, desafortunadamente, no son raras. De hecho, una de las preguntas en una de las tantas conferencias de prensa en las que ha estado el secretario de salud fue por qué la mortalidad del virus en México era mayor que en los demás países en los que ya se encontraba. El secretario no respondió con toda la verdad, pues la verdad es que México no es capaz de darle un servicio de salud efectivo a la población y, a pesar de los esfuerzos que se han hecho para cambiar ese asunto, la población no toma todas las medidas preventivas necesarias para  evitar enfermedades respiratorias, o simplemente no puede hacerlo por falta de recursos.

Además, quiero poner en evidencia que las cifras han sido manejadas irresponsablemente, en el sentido que no han sido contrastadas con otros números. No creo que sea por negligencia de los secretarios, sino como parte de una táctica para crear un simulacro. Soltar cifras sin un análisis previo refuerzan la idea de que nos encontramos ante un peligro real del cual las autoridades nos están protegiendo. Y se lucen a todas horas en los medios para demostrar que están haciendo lo necesario y más para contener la terrible amenaza. ¿Alguien duda que sea un peligro real? ¡Sólo vean cómo crecen los números!

Aquí entra Jean Baudrillard. Entendemos simular como fingir lo que no se tiene, en oposición a disimular, que finge que no se tiene lo que se tiene. Lo que se simula es una amenaza ¿alguien duda que la amenaza es real? Sí, es posible que sean muchos los que  duden, pero no importa, porque probablemente pensaran “entre que es real y no es real, mejor me protejo y agradezco a quien me protege”. Esta amenaza simulada crea necesidades: necesitamos cubrebocas, antivirales, vacunas… pero estas no es la verdadera necesidad que se quiere crear, al menos no creo eso. La necesidad que se está creando es la necesidad de la autoridad: necesitamos al ejército, que nos reparte cubrebocas; necesitamos al secretario de salud, que nos consigue antivirales; necesitamos al presidente, que aprueba el presupuesto para la compra de vacunas.

Por último, señalo que el manejo de la información corresponde a lo que Naomi Klein llama “doctrina del shock“, que es la “panacea táctica del capitalismo contemporáneo”. Esta doctrina forma parte del capitalismo del desastre: “ataques organizados contra las instituciones y bienes públicos siempre después de acontecimientos de carácter catastrófico, declarándolos al mismo tiempo atractivas oportunidades de mercado”. Esta lógica sigue la premisa de Milton Friedman que “sólo una crisis -real o percibida- da lugar a un cambio verdadero” y quien pensaba que la función básica de los tecnócratas es “desarrollar alternativas a las políticas existentes, para mantenerlas vivas y activas hasta que lo políticamente imposible se vuelve políticamente inevitable” (citado en Klein, 2007). En otras palabras, se espera que la población se encuentre “en shock” por alguna situación crítica, aunque sea esta crisis sólo una percepción, y se aprueban reformas impopulares ¿la prueba? El mismo día que se declaró el estado de alerta, se aprobaron las leyes que permiten a la PFP violar las garantías individuales de los ciudadanos.

El virus es real y hay que protegerse de él como hay que protegerse de todo virus. El hecho que sea una nueva variante descubierta hace necesario tomar precauciones, pues se cree que en algún momento aparecerá un virus que acabe con el 70% de la humanidad. Pero este virus se ha comportado bien, no será este virus el que acabe con nosotros. No debemos distraernos con ello, ni dejar que poderes extraños a nosotros nos acaben.

Fuentes:

Baudrillard, Jean, Cultura y Simulacro, Kairós, Barcelona, 1993.
Foucault, Michel, Vigilar y Castigar,  Siglo XXI, México 2004 p.201
INEGI, Principales causas de mortalidad por residencia habitual, grupos de edad y sexo del fallecido (http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/espanol/proyectos/continuas/vitales/BD/tabulados/ConsultaMortalidad.asp)

Klein, Naomi, La doctrina del shock, Paidós, Barcelona, 2007. pp.26-27

Salud Pública de México, Principales resultados de la estadística sobre mortalidad en México, 1993 (http://www.insp.mx/rsp/_files/File/1995/no.%202/principales%20resultados%20de%20la%20estadistica.pdf)
Organización Panamericana de la Salud, RESUMEN DEL ANÁLISIS DE SITUACIÓN Y TENDENCIAS DE SALUD (http://www.paho.org/Spanish/DD/AIS/cp_484.htm)

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

3 Respuestas a “Control y simulacro

  1. Primi!!!!Así dicen ¿verdad? qué raro!!!Me ha gustado mucho tu post, es absolutamente cierto1.-Hace falta un estudio comparativo, correlacionar, analizar…2.-Las infecciones respiratorias, gastrointestinales, las crónico degenerativas en México están a la orden del día y las autoridades sanitarias lo saben y lo han sabido y… no hay presupuesto…y la epidemia encuentra un sistema de salud en crisis.3.-Coincido en que el virus es real y hay que protegernos, coincido en que éste no será el virus que acabe con la humanidad, es lo suficientemente lento, es oportunista, entonces no hay que darle la oportunidad ¿no crees?4. Lo del shock y la autoridad ayyy JP me di cuenta después del primer anuncio que hizo Calderón en la tv, ese usurpador nunca me infundió respeto, pero  cuando terminó su anuncio sentí que había hablado el presidente sin p mayúscula, pero igual me asustó ese pensamiento5.Las crisis siempre traen cambios ¿está crisis va a reactivar la economía ¿traerá un cambio de paradigma? Ya se estaba viendo sobre todo en los últimos meses con el desarrollo sustentable, el día de la Tierra ¿vendrá el plan “salvemos al planeta”?……de nosotros mismos será…sabes JP tengo miedo, no tanto al virus sino al clima que provoca,  al desabasto, a que no haya cubrebocas y a que la gringuita de la colonia se haya llevado los 10 metros de elástico que tenían en la papelería y lamento haber visto pelis de cataclismos y haber leído el libro “Soy leyenda” no vi la  pelicula pero en el libro  la pandemia deja millones de enfermos que aprenden a vivir en una sociedad con nuevas reglas y el protagonista se queda solo, él y la antigua forma de vivir son …leyenda ¿qué será peor? ¿o mejor? abrazos

  2. La verdad que hacia falta leer algo serio y no sensacionalista acerca de la epidemia en turno… fue bueno leerte, muy buen post..AH!.. y si fui al lD.F. pero no pude encontrarte… Jenn es testigo.Besos

  3. Tengo muchas ideas acerca de todo esto, sería  inutil articular todo de manera sustentada ya que la información se ha vuelto tan dispersa y politicamente incorrecta que prefiero esperar y reflexionar ante esto, lo que es real es la radiografia de un Sistema de Salud deficiente, no hay logistica, planeación y menos especialistas que puedan brindar datos duros y contrastantes que permitan llevar el asunto a un puerto más real.Lo del comportamiento ejemplar lo dejaría en duda, es bastante predecible pensar que la mayoría de la población usaría tapabocas por el vapuleo alarmista de información, se suspenden clases, la gente no sale, se cierran establecimientos, la gente sigue sin salir, eso no es un comportamiento ejemplar, es solo un comportamiento predecible ante las circunstancias limite a las que se lleva a la población, yo estoy en Veracruz ahora y no he salido de mi casa en 3 días, no por miedo, sino porque no hay nada abierto, me muero por una cerveza o ir a la playa y tampoco permiten salir a correr a la costera, so, no tiene sentido salir.Lo de la doctrina de shock, ya todos la vimos es un video forwareado en internet, mejor lo hubieras colgado para los que no lo han visto aún., era mas sencillo, yo no creo en “un cambio”, pero si creo en la aceptación de ideas  impuestas derivadas del miedo.Ponte cubrebocas y pasala lindo en el distrito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s